Canco Rodríguez

Canco Rodríguez no necesita presentación.

Es de esos actores que tienen una facilidad natural para conectar con el público, y además es una persona muy generosa (si no, no hubiera accedido a responder estas 5 preguntas). Domina la interpretación en todas sus facetas: cine, televisión, teatro… y le pone pasión a todo lo que hace. Mucha pasión.

“Fuga de cerebros”, “La fiesta”, “El jurado”, “Aída”, “Cuerpo de élite”, “The Hole zero” son sólo algunas de las series, películas y obras de teatro en las que ha participado. Puedes saber más sobre su trayectoria AQUÍ.

Y no dejes de seguir su cuenta de Instagram (AQUÍ) para descubrir más sobre su día a día y las joyas musicales (y no musicales) que recomienda.

Te dejo ya con las respuestas de Canco, un actor que es una estrella no  porque sea inalcanzable, sino porque brilla mucho, y eso se agradece.

Canco Rodríguez

Canco Rodríguez no necesita presentación.

Es de esos actores que tienen una facilidad natural para conectar con el público, y además es una persona muy generosa (si no, no hubiera accedido a responder estas 5 preguntas). Domina la interpretación en todas sus facetas: cine, televisión, teatro… y le pone pasión a todo lo que hace. Mucha pasión.

“Fuga de cerebros”, “La fiesta”, “El jurado”, “Aída”, “Cuerpo de élite”, “The Hole zero” son sólo algunas de las series, películas y obras de teatro en las que ha participado. Puedes saber más sobre su trayectoria AQUÍ.

Y no dejes de seguir su cuenta de Instagram (AQUÍ) para descubrir más sobre su día a día y las joyas musicales (y no musicales) que recomienda.

Te dejo ya con las respuestas de Canco, un actor que es una estrella no  porque sea inalcanzable, sino porque brilla mucho, y eso se agradece.

¿Qué es para ti el éxito?

Sé que puede sonar a tópico, pero para mí el éxito es conseguir la felicidad, vivir en armonía y feliz. En la vida me voy marcando unos objetivos y cuando los consigo me marco otros. El éxito es poder conseguir disfrutar y ser feliz en ese camino hacia tus objetivos, ya sean profesionales o de cualquier otro tipo.

Si viajases atrás en el tiempo al momento en el que comenzaste tu carrera como actor, ¿Qué consejo te darías?

Si viajara atrás en el tiempo no me daría ningún consejo, creo que tendría que ser al revés. Tendría que preguntarle a mi yo joven: “¿Crees que estoy conduciendo mi vida y mi carrera hacia los objetivos que me propuse cuando empecé a estudiar teatro? ¿Me estoy convirtiendo en el actor que quise ser?”

Cualquier consejo que pudiera darle a mi yo del pasado sé que lo iba a hacer sin necesidad de decírselo (sé constante, disfruta…). Sin embargo él sí podría aconsejarme a mí y decirme:

«No te olvides de lo que perseguías cuando empezaste a estudiar, no olvides lo que querías cuando eras joven, intenta ponerte retos, compite contigo mismo, no te acomodes porque hayas conseguido un par de premios en la vida…»

¿Cómo es el proceso por el que te separas para siempre de un personaje que has interpretado?

La verdad es que tampoco es algo muy especial. Guardas ese personaje en «un cajón» y ahí se queda, como si fuera una marioneta que algún día si quieres la sacas del cajón y haces que vuelva a cobrar vida.

Lo difícil de verdad es desvincularme del equipo de trabajo, de los actores y actrices que se han convertido en mi familia durante el tiempo que haya durado el proyecto (ya sea de cine, de teatro…), lo difícil es ese día en que te das cuenta de que igual no vuelves a ver en mucho tiempo a esas personas con las que has compartido tanto y toca decir adiós.

Esto es lo que más cuesta, más que desligarte del personaje es de las personas con las que has trabajado.

¿Cómo gestionas haber alcanzado cotas tan altas de popularidad?

En mi caso no fue de la noche a la mañana. Poco a poco fui tomando relevancia en la serie Aída, mi papel fue aumentando de protagonismo y en ese proceso fui entrando en el mundo de la popularidad en el que la gente me paraba por la calle y empezaba a firmar mis primeros autógrafos. Al final se convirtió en algo constante y cotidiano en mi vida.

Yo lo gestiono desde la calma. De hecho cuando promociono algo en mis redes sociales no soy consciente de que lo hago desde una posición de actor conocido, se me suele olvidar que me conoce tanta gente.

Creo que hace años era más consciente de lo que la gente decía sobre mi trabajo o de que me miraban. Hoy en día eso ha pasado a un segundo plano y el tema de la fama lo gestiono como si España fuera un pueblo donde nos conociéramos unos a otros.

3 ingredientes que debe tener toda buena película.

Para mí los 3 ingredientes son:

Que tenga un buen equipo de profesionales, que no haya nadie sólo porque es muy guapo o muy guapa o porque sea familia o «amigo de». Que todas las personas que trabajen en ese proyecto sean responsables, estén comprometidas y tengan la capacidad y la profesionalidad suficiente para llevar a cabo ese proyecto en el que se han embarcado.

Que haya un buen guión, una buena historia. La película al final es un cuento, ¿Qué me vas a contar? Una buena historia puede estar rodada con muy bajo presupuesto, pero si la historia es buena y está bien contada la película será buena, y al contrario, puede ser una superproducción millonaria pero si la historia no se sostiene la película no va a funcionar.

El tercer ingrediente es que esté yo (risas). No, es broma. Es que las personas que vayan a invertir en esa película aboguen por un proyecto artístico más que por uno empresarial. Esto no quita que quieran que la película genere dinero, por supuesto, tienen que recuperar su inversión y ganar dinero, pero que no se convierta sólo en un negocio económico porque si no la palabra «arte» desaparece. Que el objetivo de la película sea generar emociones en los espectadores.

Estas preguntas se realizaron en marzo de 2021. Muchas gracias Canco.

¿TE GUSTA LO QUE VES?

¡Suscríbete!